Salsas de tomate hay muchas, pero como esta salsa casera que aprendí de mi madre aún no he encontrado ninguna (una buena proximación es la videoguía para salsa de tomate italiana en Videojug). Puedo decir que jamás una salsa tuvo tanto éxito ni resultó tan polivalente. Sirve lo mismo para darle alegría a un arroz blanco que para base de empanadillas o como sofrito para un estofado. Todo el que la prueba rebaña el plato. ¡Y la puedes congelar!

2,5-3 kg de tomates maduros
2 cebollas grandes (de sabor fuerte)
4 dientes de ajo
albahaca
aceite de oliva virgen extra
agua

preparación

Picar la cebolla en trozos, los ajos en trozos muy pequeños y pelar los tomates y cortarlos a trozos. En una olla grande sofreír la cebolla y cuando empiece a transparentar añadir el ajo y la albahaca. Cuando doren añadir los tomates y poner a fuego medio. Ir chafando los tomates a medida que se ablanden con una cuchara de palo y remover de vez en cuando, añadiendo medios vasos de agua cuando sea necesario. A media cocción de los tomates añadir un poco más de albahaca y mantener la olla tapada lo más posible. Cuando los tomates estén deschechos del todo y la salsa haya tomado un bonito tono anaranjado estará lista. Se puede tomar tal cual o pasándola por una batidora para deshacer los grumos y picar más la cebolla. Aconsejo reservar parte tal cual para usarla como sofrito de base para muchos platos. Cuando esté fría colocar en los recipientes que más te convengan y guardar en el frigorífico o congelar (¡nunca guardar caliente en la nevera o el congelador!).

extras

Si quieres puedes añadir sal, pero nadie que la haya probado la ha notado sosa. Rara vez uso sal en más allá de las patatas fritas.

alternativas

Para esta receta no aconsejo sustituir los tomates naturales por tomates enteros enlatados pues varía muchísimo el sabor. Los dientes de ajo se pueden sustituir por ajo en polvo.

7 Comments:

  1. Anónimo said...
    Tiene buena pinta, lo probaremos
    MONICA said...
    MUCHAS GRACIAS X ESTA RECETA ESTA MUY BUENA YA QUE NO ME GUSTA HERVIR A BAÑO MARIA,ESPERO QUEDE BUENA CUANDO ,LA HAGA LES DIGO COMO ME QUEDO GRACIAS !!!!
    Noir said...
    Encantada de leeros! Espero que esta receta os sea muy útil.

    Mónica: Una manera alternativa y más rápida de retirar la piel de los tomates sin hervirlos al baño maría es utilizar un rallador (de queso o de los estándar). Cortas los tomates en cuatro y los rallas comenzando por la pulpa hasta que tus dedos sólo sujeten la piel. Utiliza un plato hondo o un bol debajo porque también caerá todo el jugo, y... ¡listos para cocinar!

    Recordad que se puede usar tomate natural en lata, tanto entero como triturado, pero que al variar mucho el sabor es mejor darle un toque de especias un poco. Recomiendo albahaca.
    Laura said...
    Aqui encontre un buen regalo para mi papá... hace dias que anda con el cuento de que quiere comer salsa de tomates casera y yo no le pego mucho a la cocina (he mejorado bastante con sus exigencias ja ja ja)

    Saludos
    Teodoro said...
    Si quieres ahorrarte el trabajo yo tengo maquinas para la salsa de tomates la envaso y pastorizo.
    Solo para el Peru.
    Anónimo said...
    Gracias x tu receta.La salsa quedo exquisita.
    Tamara said...
    Hola me gustaría saber si yo congelo la salsa en un recipiente de vidrio este no explota al congelarse?

Post a Comment