Llamo "falsa lasaña" a esta receta porque su elaboración es similar a la de una lasaña, pero en ella no encontrarás ni una hoja de masa. Las capas se hacen exclusivamente a base de berenjena y tomate, lo que la hace muchísimo más ligera de digerir y aún así tremendamente sabrosa. Esta receta es para 3 personas, o 2 com mucha hambre.

ingredientes

1 berenjena muy grande
3 o 4 tomates maduros
200 gr de queso mozzarella
aceite de oliva

preparación
Llena una olla de agua con un puñado de sal y ponla a hervir. Lava y corta las berenjenas en rodajas de alrededor de medio centímetro de grosor. Cuécelas entre 5 y 8 minutos, hasta que queden blandas y flexibles al tacto y oscuras a la vista. Escurre y reserva. Lava y corta los tomates en rodajas del mismo grosor que las berenjenas. Si no te gusta comer los bordes de los tomates o las berenjenas, ést es el momento de "recortar" las rodajas con un cuchillo de punta bien afilada para retirlar las pieles fácilmente. Empezando por una loncha de berenjena, forma torres alternando con las de tomate. Hornea a 200 ºC diez minutos, luego añade la mozzarella por encima y gratina.

extras

Puedes añadir sobre el queso orégano o albahaca.

alternativas

Cambia el tomate por calabacín o patata. Recuerda cocerlos enteros unos cinco minutos en agua hirviendo con sal antes de hacerlos rodajas y montar la lasaña.

2 Comments:

  1. linda said...
    I recently came across your blog and have been reading along. I thought I would leave my first comment. I don't know what to say except that I have enjoyed reading. Nice blog. I will keep visiting this blog very often.


    Joyce

    http://www.videophonesguide.com
    Noir said...
    Thanks Linda! Glad to hear that, I hope to continue improving my writing and cooking!

Post a Comment