Esta Nochevieja la hemos celebrado con una cena casera entre amigos y, aunque esta vez no hemos salido de fiesta, igualmente nos hemos acostado indecentemente tarde. Entre la excelente compañía, deliciosa cena, divertida conversación y Wii Sports y Wii Brain Academy la entrada en 2009 ha resultado memorable.

Próximamente postearé las recetas de las Almejas a la Marinera y los Huevos Rellenos que devoramos esa noche, entre otros manjares que preparó mi pareja, chef vocacional en todas las fiestas con ágape. Mientras tanto me centraré en los postres que preparé: Caramelo de chocolate con galleta (por definir de alguna manera a esa bomba para chocohólicos...jejeje) y la aquí explicada Tarta Maquera de Chocolate Blanco. 


¿Porqué maquera? Si leéis la receta original de ese maravilloso cocinillas y bloguero que es Pepinho, veréis que la tarta debería haber sido cubierta completamente por el cacao en polvo. Pues bien, allí estaba yo con mi maravillosa tarta lista para recibir su lluvia de cacao y me di cuenta de que podía decorarla de una manera original. Sólo necesitaba un motivo a imprimir en un papel normal, y un trozo de papel de hornear para copiar y recortarlo (es el único que podréis poner encima del chocolate y después retirarlo sin que se destroce la tarta por lo pegajoso de la masa).

En un principio le di vueltas al tema de la Navidad, pero ningún motivo me terminaba de convencer. O eran religiosos, o sosos, o complejos gráficamente. De repente, miré mi MacBook Pro de 17'' con su maravillosa manzana brillante y lo vi claro. Sí, es friki. Sí, por otro lado es triste poner una marca comercial en algo así (pero no paradójico, la Navidad es la época del consumismo por excelencia). Pero el dibujo era perfecto y el motivo también, pues todos los presentes somos maqueros en mayor o menor medida, así que sería un guiño a todos.

Volviendo a la Tarta, para ser la primera vez que hago semejante decoración quedó bien visualmente, provocó carcajadas y resultó deliciosa. Ten en cuenta que es bastante dulce. Si te gustaría más suave de sabor quita 50 gramos a la cantidad de chocolate de la receta y ¡lista para devorar!

ingredientes

1 lámina de masa brisa o quebrada
6 gramos de gelatina en láminas (si te pasas un poco no es problema)
350 gramos de chocolate blanco (si es para cocinar mejor)
390 gramos de nata líquida para montar
cacao en polvo (sin azúcar)

preparación

Coloca la lámina de masa brisa en un molde de entre 22 y 24 centímetros de diámetro, si viene con papel de hornear utilízalo. Si no, coloca debajo una hoja de papel de aluminio untada con un poco de mantequilla. Pincha la masa a conciencia con un tenedor y, si tienes, cubre su superficie con otro papel de aluminio y judías secas o garbanzos, esto evitará que la masa suba. Hornea 15 minutos a 180 ºC. Cuando endurezca retira los garbanzos y continúa horneando hasta que dore.

En un bol con agua fría pon la gelatina a hidratar 5 minutos. Se volverá blanda y transparente. Calienta la nata en un cazo y añade el chocolate, removiendo con una cuchara de palo hasta que se disuelva completamente y esté bien mezclado. Añade entonces la gelatina y remueve a fuego bajo para evitar que hierva un par de minutos. Deja entibiar la crema y viértela sobre la tartaleta de masa brisa. Deja enfriar y cuajar en el frigorífico por al menos 4 horas. Decora con el cacao a tu gusto.

extras

Pepinho le añade unas semillas de cardamomo para aromatizarlo. También recomiendo un par de cucharadas de vainilla líquida de Vahiné o aroma de azahar líquido. Para decorar también puedes rallar por encima chocolate, tanto blanco como con leche o negro le quedará bien. Para la tartaleta recomiendo mojar los bordes en azúcar antes de hornear para endulzarla un poco. A la hora de servir puedes acompañarla de salsa de chocolate o nata montada.

alternativas

Supongo que con una lámina de masa de hojaldre puede hacerse igualmente, pero habrá que tener cuidado de no extenderla nada pues si no la base no será suficientemente consistente para aguantar la crema hasta que se enfríe. También puedes optar por hacerla con otro tipo de chocolate.

6 Comments:

  1. manzana said...
    qué bueno lo de la tarta maquera!!! :D jeje, lo he visto y he pensado, huy, a quién leo que sea más friki que yo? jee
    tiene muy buena pinta!! feliz año!!
    Noir said...
    Entre frikis anda el juego... jejeje. Aunque me queda aún un glorioso camino de prueba-error hasta llegar al nivel de estos:

    - Tarta Mundodisco y Tarta Dr. Who, entre otras: http://mmana.blogspot.com/search?q=mundodisco

    - Tarta Super Mario Bros: http://images.google.com/imgres?imgurl=http://technabob.com/blog/wp-content/uploads/2008/06/super_mario_kart_cake.jpg&imgrefurl=http://technabob.com/blog/2008/06/13/the-greatest-nintendo-cake-ever/&usg=__VRDCyGfYW6cuaUKyThRK8AeG8yk=&h=416&w=520&sz=32&hl=en&start=39&um=1&tbnid=wvpepMlllNfA7M:&tbnh=105&tbnw=131&prev=/images%3Fq%3Ddecorate%2Bcake%2Biphone%26start%3D20%26ndsp%3D20%26um%3D1%26hl%3Den%26client%3Dsafari%26rls%3Den-us%26sa%3DN

    Luego se me han ocurrido otras variantes para la decoración maquera: Hacer la plantilla al revés, dejando la manzana en blanco y el resto en cacao, o vertiendo chocolate para postres derretido sobre papel de hornear y cuando empiece a endurecer recortar la manzana.
    pilinguinha said...
    Hola,
    Qué rico todo y qué hambre que me entra.
    Si algún día me animo a cocinar vendré a visitarte que todo tiene una pinta increible.
    Enhorabuena
    Noir said...
    Hola Pilinguinha! Será un placer colaborar a que una escritora tan deliciosa como tú esté bien alimentada. Como al final has vuelto al mundo bloguero (y menuda alegría nos has dado al hacerlo) te he añadido al blogroll de manámaná para que vayan apareciendo enlaces a tus nuevas entradas.
    Besos!
    Unodedos said...
    Estupenda la friki-tarta.
    Un saludo maquera-repostera.
    Glo. said...
    Asi que... de eso venia el nombre, me tenia intrigada.
    Puestos a inventar palabras da mejor pista"macquera" o "mackera" de todas formas, y a pesar de el tiempo transcurrido, me ha gustado mucho.

Post a Comment