Uno de mis blogs de referencia en temas de alimentación es Always Curious de Sandra, una chica croata encantadora. En él se puede encontrar información detallada de calidad acerca de las cualidades de los alimentos. Cada vez que leo un post suyo aprendo algo y mi dieta mejora no sólo en lo formal, sino en lo delicioso, así que recomiendo leerla (su blog es en inglés pero lo podéis traducir con el Traductor de Google si eso os incomoda). Hace poco publicó un post acerca de las bondades de las acelgas con una receta que captó mi atención de inmediato: Strudel de acelgas y zanahorias. Pues bien, la semana pasada la probé, evidentemente algo simplificada pues era mi primer strudel y no quería complicar las cosas demasiado ¡y un poco más y me como la bandeja del horno! Es un strudel salado sorprendentemente fácil de hacer y muy sabroso para algo en apariencia soso como suelen ser las acelgas, así que lo recomiendo a todos quienes quieran pegarse un chute de magnesio, hierro y vitaminas A y C y de camino comer como un rey y bajo en calorías (la masa filo es bastante más ligera que la de hojaldre). Receta para dos personas.

½ kilo de acelgas frescas o ¼ de hervidas o congeladas
3 zanahorias medianas
½ cebolla
200 ml de nata (un brick pequeño)
Láminas de masa filo (o philo, en supermercados con alimentos de importación o grandes superficies), u hojaldre si no encuentras
Margarina

preparación

Pon a calentar agua en una olla grande y cuando hierva añade las acelgas, retíralas y escúrrelas cuando estén bien blanditas y oscuras (todas las verduras verdes deben cocinarse así). Pica la cebolla y las zanahorias lo más finas posibles, por ejemplo puedes hacer las zanahorias láminas por ejemplo con un pelador y luego tiras con un cuchillo. Reutiliza la olla de antes: límpiala y vuelve a poner hervir agua, añade la cebolla y la zanahoria y escúrrelas cuando la cebolla transparente y la zanahoria se ablande (sin deshacerse, ¿eh?). Vuelve a reutilizar la olla: lávala y mezcla acelga, cebolla y zanahoria con la nata a fuego bajo. Retira y escurre reservando la salsa de nata resultante, ya tienes el relleno listo. Precaliente el horno a 180 ºC. Extiende sobre una superficie limpia una hoja de pasta filo, úntala ligeramente con un poco de margarina ablandada. No uses mucha ni cubras regularmente la superficie, son muchas hojas de masa filo y al final habría demasiada margarina y quedaría pringoso. Coloca otra hoja de masa filo encima y repite el proceso con unas 8 hojas o más. Coloca la masa a lo largo del filo de uno de los lados y enróllala hasta tener un rulo como en las fotos. Pliega los extremos (no hace falta hacer un doblez grueso). Pinta con la salsa de nata que habías reservado. Pon una hoja de papel aluminio untada de margarina o una hoja de papel de hornear sobre una bandeja de horno, coloca tu strudel encima y hornea por 15-20 minutos o hasta que esté bien dorado. ¡Servir calentito!

extras

Como veis en las fotos añadí un poco de queso encima cuando empezaba a dorarse. En aquel momento sólo tenía parmesano rallado pero el emmental u otro para gratinar también le van estupendamente. También podéis añadir un pelín de dichos quesos entre las últimas capas de masa filo (las que quedarán más en el interior del strudel) o la masa (recomiendo unas migas de queso azul o roquefort), o nuez moscada a la margarina o la verdura. También puedes añadirle tiras de pollo (cocinadas con anterioridad) o lonchas picaditas de jamón york o pavo ahumado.

alternativas

Esta receta se puede hacer con múltiples verduras, completamente al gusto. Por ejemplo sustituye las acelgas por espinacas o la cebolla por puerros. Si no tienes láminas de masa filo usa una de hojaldre.

5 Comments:

  1. Sandra said...
    Well, I'm glad you like this recipe - and do keep on blogging - take care and we'll hear. Greetings from Croatia
    melusina said...
    Me han dado ganas de salir corriendo a la cocina. Que buena idea . Si le agregas proteinas es en si una comida completa. Solo me falta guisarla Muchos besos
    Noir said...
    Sandra: Hope to have a try to the banana bread... ummm... it would work with other fruits.... yummmmm! All the best & delicious from Spain!

    Melusina: La receta original de Sandra es con huevo batido para humedecer las hojas de masa, filo y también puedes agregarle queso y ya tienes las proteínas. ¡Próximamente en tu cocina! Jejeje
    Anónimo said...
    QUE YO SEPA TIENES 3 PREMIOS HUELLA 2008
    Felicidades y ... cambio moco por babas.
    Y PICO MIL MILLONES DE BESOTES MU GORDISIMOS
    TRASTETE.
    bett/ said...
    Holaaaaaaaaaaa mil gracias por pasarte por mis ciudades y por tan lindo comentario!!! mmmmm q ricoooo todo... me encantó tu blog estaré seguido de visita ..un besote

Post a Comment