Desde que vi la receta en i-Recetas (blog indispensable tanto si queréis probar recetas deliciosas como tener lectura interesante) he estado esperando a tener una celebración para probarla y, ¡voilá!, llega Semana Santa y nos juntamos unos cuantos de puente, ¿qué mejor que celebrar poder estar con gente estupenda?

La receta de estos toffees es tan simple que me dejó estupefacta, ¿tan fácil podía ser? ¿realmente no se iban a deshacer sin frigorífico? ¿sería demasiado empalagosos? La mejor manera de despejar dudas es lanzarse al ataque, así que seguí al pie de la letra las instrucciones, me quedé pasmada de cómo iba solidificando aquel mortero digno de casita de chocolate maldita y me lancé al súper a probar una variante con chocolate blanco y almendras por si... ejem...faltaban... que a lo mejor seríamos muchos y, claro, estando Taaaaan buenos...

Fudge es el nombre inglés dado a los caramelos que llevan chocolate. Para saber más acerca de ellos id al post con la fuente original de la receta: Caramelos fudge de chocolate.

250 gr. chocolate negro troceado (yo usé 70% con pepitas de cacao)
200 gr. leche condensada
38 gr. margarina (mantequilla en la receta original)
1 cucharilla de café de extracto de vainilla líquido (por ejemplo Vahiné)
8 cucharadas de arroz inflado sabor chocolate

preparación

Forra el interior de un recipiente o molde pequeño con papel de hornear o papel de aluminio, debe medir unos 10 x 20 cm., 15x15 cm. o similar. En un cazo a fuego muy bajo mezclar la margarina, la leche condensada y el chocolate troceado hasta que se fundan (es Muy Importante que no hierva en ningún momento la mezcla, retirar del fuego si es necesario). Cuando estén bien mezclados retiramos del fuego, añadimos el extracto de vainilla y removemos con una cuchara de palo un par de minutos, hasta que esté bien espeso y nos cueste mucho remover. Añadir el arroz inflado, mezclar y verter en el recipiente preparado. Poner a enfriar en el frigorífico. Cuando esté bien duro sacar y cortar en cubos (piensa que la altura a la que te quede la masa te dará la longitud del lado de los cubos). Guardar en un recipiente hermético, a ser posible fuera del frigorífico (si es dentro muy bien cerrado para mantener en lo posible el aroma). Servir en fiestas y celebraciones, cafés a todas horas y momentos de pecado varios.

extras

En i-Recetas se explica que el arroz inflado es un añadido para darle una nueva textura (si queréis los tradicionales no añadáis el arroz y punto). También se pueden añadir almendras (en el caso del chocolate blanco de las fotos usé crocanti de almendras de Vahiné), nueces, otros cereales de desayuno, trozos de galletas, etc.

alternativas

Para hacerlo con chocolate blanco sólo hay que substituir el tipo de chocolate, sin variar las cantidades. Para esta primera sesión de fudges utilicé tabletas estándar de chocolate blanco pero cuando tenga ocasión probaré chocolate blanco especial para cocina (se puede comprar en tiendas especializadas como Bonnoir o Chocolat Factory). Los sabores de blanco y negro no tienen nada que ver. Curiosamente todo el mundo se decantó claramente por uno o por otro pero ninguno por ambos (yo por el negro, claro), pervertidos hay de todos los gustos ;).

2 Comments:

  1. Trastete said...
    Esto es un triple pecado mortal, sobretodo pa las que estamos (como yo) anorexicas perdías.

    Si no pongas esa cara de sorpresa, el primer sitoma de la anorexia es que cuando te miras al espejo te ves gorda, ... pos yo desde que era chica.

    Mis medidas son 90, 60, 90. Y la otra pierna igual.
    En fin, que tengo un cuerpo DANONE, pero en paquetes de doce.

    Y PICO MIL MILLONES DE BESOTES Y ENHORABUENA, aunque yo no voy a hacer esta receta, bastante tengo cuando de higos a brevas hago fondues de chocolate, estas cosas me las tengo prohibidas, que si las hago luego voy y me las como.
    Bliss said...
    Te quiero y te odio a partes no alícuotas, que van oscilando según una distribución aleatoria que de ninguna manera tiene que ver con la cantidad de chocolate negro que usas en tus recetas. Ea.

Post a Comment