Me encanta el curry, en todas sus variaciones. ¿Y porqué digo variaciones? Pues porque curry no es sólo esa mezcla de especias en polvo que podemos encontrar en el supermerado. Curry es un término Indio (también Pakistaní y de otras zonas de Asia) genérico para definir diversas mezclas de especias que se utilizan en Asia para cocinar, todas ellas muy familiares en sabor, sean con o sin picante. El curry se ha vuelto tan popular en occidente que en Reino Unido existe la expresión “going for a curry” para decir que vas a ir a comer un plato aderezado con estas especias a un restaurante Indio-Británico (obviamente influencia de los tiempos del Imperio Británico en la India).

Me gustaría señalar que el sabor de curry elaborado fresco es aún más rico y placentero al paladar que el realizado con polvos de curry. Aún así, con polvos (de calidad, comprar curry de baratillo es tirar el dinero, pues usan ingredientes de baja calidad y tienes que usar más polvos para luego no disfrutar ni la mitad) y con un poco de desparpajo cocinarás platos con curry para relamerse. Si ya tienes un poco de práctica cocinando además puedes probar a hacer tu propio curry, con una mezcla de especias personal que lleve tu sello con la mezcla de sabores que más te guste. Para saber más recomiendo ir a Curry Recipes Online, que tiene un foro completísimo acerca del mundo del curry.

Mientras tanto y en especial para los que no han cocinado nunca con curry os dejo una receta muy sencilla que hago bastante y que es un auténtico placer (medidas para una persona):

>> Una pechuga de pollo en tiras gruesas, o el resultado de deshuesar ¼ de pollo asado de esos que quedan de restos del pollo del domingo.
>> Media cebolla
>> Dos o tres rodajas de piña en almíbar (puedes usar también piña natural en rodajas y pasada 20 segundos al microondas a unos 850W, lo justo para cocerla un poco y ablandarla)
>> El almíbar de la piña, o un vaso de caldo de pollo o buey (hecho con bovril mismo te servirá)
>> Cuatro o cinco cucharadas de arroz (o la medida que suelas usar por persona)
>> Curry en polvo
>> Aceite de oliva

preparación

En un cazo pequeño pon a hervir litro y medio de agua con una cucharada de aceite de oliva. Cuando rompa a hervir vierte el arroz y ve removiéndolo de vez en cuando para que no se pegue. Mientras se hace el arroz pon a calentar una sartén pequeña con un par de cucharadas de aceite de oliva y saltea el pollo hasta que esté bien dorado (si es pollo de restos de pollo asado de otro día, dóralo un poco y listo, usa también la piel si no te importa añadir un poco de grasa a la receta). Si se queda seco ve añadiendo un poco de aceite, debe quedar un poco en la sartén cuando retires el pollo. Ahora en esa misma sartén sofríe la cebolla cortada en tiras largas y finas. Cuando esté bien dorada añade la piña en trozos hasta que esté bien blanda. Recuerda ir añadiendo un poco de aceite si lo necesitan. Cuando estén todo bien salteado y cocinado añade el almíbar o el vaso de caldo y dos cucharaditas de postre de curry en polvo. Ve removiendo y probándolo por si quieres añadir más curry para potenciar el sabor. Si se reduce demasiado la salsa añade cuartos de vasos de agua según necesite.

Bien, sólo queda decidir cómo quieres rematar el plato. Hay dos opciones básicas: Una es añadir el pollo a la sartén cinco minutos para que se empape del sabor de la salsa o, dos, servirlo todo por separado y mezclar según guste cada uno en el plato.
extras

A esta receta también le va estupendamente el mango, tanto con o sin piña, o ciruelas pasas. Mi tía Ana, de quien tengo que aprender su receta de pollo al curry porque, aunque un poco más complicada, es riquísima y está pensada para muchos comensales, le pone a la salsa ciruelas pasas y sirve aparte salsa de menta (la puedes encontrar en muchos supermercados hipermercados) para quien quiera añadir un punto de frescor al arroz.

alternativas

Una vez hecha la salsa con la piña y la cebolla pasarla por la batidora para hacerla más homogénea y densa.
más recetas

3 Comments:

  1. ernesto51 said...
    A mi también me encanta el curry. Gracias por la información y recetas.
    Luis Alejandro said...
    Sorprenderé a mi novia esta noche con mi primer pollo al curry, pura vida...
    Noir said...
    Gracias por comentar chicos!

    Ernesto: cada día me gusta más el curry y la libertad que da de mezclar verduras y frutas como te de la gana. Hace poco volvía hacer, esta vez con mango, pendiente de postear... ;)

    Luis Alejandro: ¡Espero que triunfaras! Verás que una ve le pillas el tranquillo casi no necesitas guiarte por recetas para cocinarlo.

Post a Comment